Actualidad

REY VARELA DESTACA QUE EL “NUEVO IMPULSO SOCIAL” CIFRADO EN UN INCREMENTO PRESUPUESTARIO DE UN 12,6% PERMITIRÁ “TENER MÁS RECURSOS PARA SEGUIR APOYANDO A LAS FAMILIAS Y A LOS QUE MÁS LO PRECISAN”

REY VARELA DESTACA QUE EL "NUEVO IMPULSO SOCIAL" CIFRADO EN UN INCREMENTO PRESUPUESTARIO DE UN 12,6% PERMITIRÁ "TENER MÁS RECURSOS PARA SEGUIR APOYANDO A LAS FAMILIAS Y A LOS QUE MÁS LO PRECISAN"

Santiago, 30 de octubre de 2015.- El conselleiro de Política Social, José Manuel Rey Varela, señaló hoy que los presupuestos de la Xunta de Galicia para 2016 "marcan el inicio de una nueva etapa que vamos a aprovechar para dar un nuevo impulso social". Así lo dijo en el transcurso de una comparecencia parlamentaria en la que destacó que su departamento dispondrá el próximo año de un total de 618,5 millones de euros, que suponen un aumento del 12,6% con respeto a las cuentas del presente ejercicio. "Este refuerzo en los presupuestos significa más recursos para seguir apoyando a las familias y a los que más lo precisan", afirmó.

En su intervención, Rey Varela destacó que la familia y la infancia serán un eje de acción fundamental para el Gobierno gallego, de ahí el incremento de las ayudas directas a las familias y la puesta en marcha de nuevas medidas y servicios dirigidos a favorecer la conciliación. De hecho, las partidas consignadas para este área suben casi un 40% hasta llegar a los 97,2 millones de euros. Entre los nuevos programas que se pondrán en marcha en 2016, el conselleiro hizo mención al Bono Conciliación, para que todos los padres y madres que quieran llevar sus hijos a una escuela infantil -y que no tengan plaza en una de la Xunta- reciban una ayuda; el Bono Cuidado en el rural, para las familias que residen en entornos no urbanos y con hijos menores de 12 años -preferentemente menores de 3 años-  que no tienen acceso a una escuela infantil cerca del territorio donde viven; y la nueva ayuda directa de 100 euros al mes durante el primer año por cada niño o niña que nazca a partir del próximo 1 de enero para apoyar así a los padres y madres en los gastos básicos que supone el nacimiento de un hijo o hija.

Al respeto de esta ayuda por nacimiento, el objetivo es que se puedan beneficiar de la misma alrededor de 15.000 familias y se establecerá en función de la renta per cápita familar. En 2016, se reservan 9 millones de euros para la aplicación de esta medida, con la intención de que aumente en años sucesivos para mantener una política demográfica seria y estable en la línea de los países más avanzados en esta materia como Finlandia, Dinamarca, Noruega o Suecia. "Tenemos que esforzarnos y trabajar en garantizar que todas esas personas que deciden dar el paso y tener hijos sí pueden estar seguras de que tendrán a su lado un Gobierno para apoyarlos a ellas y a sus hijos e hijas", indicó.

Más ayudas para la inclusión
En lo que se refiere a las ayudas a las personas y familias con menos recursos, Rey Varela apuntó que por primera vez a Inclusión Social tiene rango de Dirección General en el organigrama de la Administración autonómica lo que ponen de manifiesto el compromiso del Gobierno gallego con la gente que peor lo está pasando. Con esta finalidad, las partidas de este área crecen más de un 24% consiguiendo los 86,5 millones de euros.

Esta mayor inversión en inclusión permite reforzar con 5 millones de euros más la cantidad inicial destinada a la Renta de Integración Social de Galicia (RISGA) que tiene consignados para el próximo ejercicio un total de 52,7 millones de euros. En lo que respecta a esta renta social, el conselleiro declaró que "no solamente queremos atender a todas las personas que precisan de la RISGA sino que queremos hacerlo antes, agilizando la tramitación de la misma". Al hilo de esto, el responsable de Política Social expuso que según los últimos datos facilitados por las Jefaturas Territoriales correspondientes a este mes de octubre, a día de hoy se están cumpliendo los plazos en la resolución de los expedientes con toda la documentación completa. Asimismo, se refirió a la Orden de Contratación de preceptores de la RISGA, una medida pionera gracias a cual los ayuntamientos emplearon en dos años a más de 1.600 personas.

Además de dar cobertura a la gente en riesgo o situación de vulnerabilidad que reside en la Comunidad, los nuevos presupuestos tienen en cuenta las nuevas necesidades que puedan surgir con la llegada de refugiados y refugiadas. Para atender la estas personas duplicara el presupuesto de las órdenes de entidades y de ayuntamientos. La primera de ellas  pasa de los 3,9 millones de euros actuales a los 7,3 reservados para 2016, y la segunda consigue los 3,4 millones frente a los 1,7 vigentes. "Somos un país solidario", declaró el conselleiro, añadiendo que "estamos preparados para el momento en que recibamos a las primeras personas refugiadas darles, en primer lugar, acogida, y también favorecer su integración social y laboral". Una labor en que la Administración autonómica contará con la colaboración tanto de los ayuntamientos como del voluntariado, el cual recibirá la formación que sea precisa. 

Asimismo, las cuentas de Política Social para la próxima anualidad "blindan" las Ayudas de Inclusión, ya que la partida destinada la estas ayudas está consignada junto con otras del Plan Social contra la Desigualdad Económica, reservándose una dotación presupuestaria de 10 millones de euros, y que supera los 20 millones en el cómputo de los presupuestos generales de la Comunidad. En esta línea, la Xunta seguirá trabajando en colaboración con las entidades locales para ampliar las ayudas dirigidas a favor de las personas con más dificultades, las cuales se recogen en la Estrategia de Inclusión Social de Galicia 2014-2010. Algunas de estas nuevas medidas que se pondrán en marcha en 2016 son: el tícket eléctrico, la compra de material escolar, el programa ‘Reconduce' para personas que no pueden pagar el alquiler y la promoción del alquiler social para familias con riesgo de desalojo de la vivienda por no pagar la hipoteca o la renta del alquiler.

Atención a la dependencia, a los mayores y la personas con discapacidad
En el ámbito de la atención a la dependencia y a los mayores, el compromiso es avanzar en el cumplimiento de la Ley de Dependencia con 10.000 nuevos dependientes incluidos en el sistema en 2016, lo que significa que se llegará a las 50.000 personas atendidas y a una ratio de cobertura del 75%. Respeto a estos datos, Rey Varela declaró que "más que vanagloriarnos del aumento en el número de dependientes con servicio tenemos que centrarnos en los que no lo están, por lo que aún tenemos mucho trabajo por hacer". Las partidas consignadas para dependencia en los presupuestos de 2016 llegan a los 324,2 millones de euros, lo que supone una subida de 26 millones de euros.

En este sentido, el conselleiro de Política Social reconoció el trabajo hecho por anteriores administraciones en materia de dependencia, subrayando el notable crecimiento en atención y servicios que experimentó Galicia el últimos años pese al desfavorable contexto de la crisis económica. Así, se pasó de los 14.000 dependientes atendidos en 2009 a 40.000 en la actualidad; de los 126 millones de euros que la Xunta destinaba a la dependencia hace seis años a los más de 324 millones reservados para 2016; y hoy en día la ratio de atención supera el 60%, cuando en 2009 era del 30%.  Y otros indicadores que reflejan la mejora en este ámbito en el período comprendido entre el año 2009 y el actual es el incremento en un 98% de los centros de atención diurna, la existencia de un 25% más de residencias para personas mayores, la subida de un 77% en centros de día para personas con alzhéimer y otras demencias; la disponibilidad de un 15% más de plazas de atención a personas con discapacidad, el aumento del 50% en servicios de teleasistencia o la mayor financiación del Servicio de Ayuda en el Hogar, que en 2016 atenderá  500 nuevas personas.

En concreto en  lo que afecta a la atención a las personas con discapacidad, el titular de Política Social destacó la puesta en marcha de cara al próximo año de nuevas iniciativas con financiación europea. Estos son: una línea de ayudas para la eliminación de barreras arquitectónicas, la creación de un banco de ayudas individuales destinado la adquisición de servicios de la autonomía personal, la modernización de centros públicos con nuevas equipaciones tecnológicas que sirvan de apoyo para la atención de los usuarios y mejoren las condiciones de trabajo de los profesionales -con una inversión de 2,9 millones de euros-; y nuevos programas de formación y asesoramiento para cuidadores/as de personas con discapacidad. Además, en 2016 se reforzará en un 20% el apoyo económico a las federaciones integrantes en el CERMI consiguiendo esta partida los 3,6 millones de euros.

Crecimiento en Juventud
El área de Juventud, Participación y Voluntariado también experimenta un crecimiento considerable en las cuentas de 2016 y llega casi a los 10 millones de euros, un 15% más en relación a este año. Este presupuesto tendrá cinco ámbitos fundamentales, que serán: las ayudas a las entidades locales para los proyectos de las Oficinas Municipales de Información Juvenil -610.000 euros-, el programa Iniciativa Xove -575.000 euros-, el fomento del voluntariado -520.000 euros- a programas de movilidad trasnacional -2,1 millones- y la Campaña de Verán -2,3 millones-.

Además, se continuará desarrollando la Red Gallega de Dinamización Juvenil, que pone el acento en la animación y participación de este colectivo; el programa Diseñando tu futuro, que permite a jóvenes y chicas gallegas de entre 15 y 18 años entrar en contacto con la realidad de las empresas mediante el desarrollo de estancias-visitas en distintos sectores; y la colaboración con la Fundación Galicia-Europa, para atraer más proyectos europeos dirigidos a la juventud.

Las personas como prioridad
Rey Varela incidió en que las cuentas de la Xunta en el área social para 2016 "tienen como prioridad las personas, llevando la recuperación de las cuentas públicas a los hogares con más ayudas directas y con más y mejores servicios". "Tenemos la voluntad de que los ciudadanos y ciudadanas de este país recuperen los niveles de vida que tenían antes de la crisis que comenzó en 2008 y que supuso, y aún supone, muchas inquedanzas y restricciones para las familias gallegas", reafirmó.

En esta línea, apuntó que la subida del 12,6% en el presupuesto global de la Consellería de Política Social para situarse en los 618,5 millones de euros "constituye una oportunidad para apoyar más a las entidades locales, a las organizaciones y asociaciones del tercer sector, a los padres y la madres y a las personas y familias en situación de dependencia y las que están en riesgo de exclusión social".


Temas relacionados