Saltar al contenido

Nueva rebaja del Impuesto sobre Sucesiones desde el 1 de enero de 2016

Desde el 1 de enero de 2016, la reducción por parentesco en el Impuesto sobre Sucesiones se amplía a 400.000 euros en los herederos por linea directa.

A cualquier ciudadano que reciba una herencia de su padre, hijo, abuelos, nietos o conyuges, siempre que estos residieran en Galicia.

Cuando una de estas personas recibe una herencia que tribute en Galicia y la parte que le corresponde de la herencia es inferior a 400.000 euros, ya no tendrá que pagar Impuesto sobre Sucesiones. No obstante, deberá presentar el modelo de autoliquidación con la documentación correspondiente. Para mayor información consultar "Para saber más..."

No. Cuando la parte de la herencia que se recibe es superior a esta cantidad, solo tributará a partir de los 400.000 euros. Es decir: si la parte de la herencia que recibe es de 425.000 euros, solo tributará por los 25.000 euros restantes.

Si. El límite de 400.000 euros se aplica por cada una de las personas herederas. Por lo tanto, si la herencia es de 700.000 euros y hay dos personas herederas a partes iguales, cada una de ellas recibe 350.000 euros y por lo tanto no tributarán ninguna de ellas.

Sí. Si una persona con vecindad civil gallega decide dejar por apartación a un hijo o por pacto de mejora a un descendente una parte o toda la herencia, las personas herederas beneficiarias tampoco tributan por los primeros 400.000 euros.

Para mantener íntegra la capacidad económica de las familias gallegas, que en muchas ocasiones pierden la renta que aportaba la persona fallecida.

La Agencia Tributaria de Galicia calcula que en el 99% de los casos ya no tendrán que tributar por el Impuesto sobre Sucesiones cuando reciben una herencia por linea directa.