Saltar al contenido

Notas de prensa

« Atrás

La Xunta amplía a 30.000 euros el límite para pedir aplazamientos o fraccionamentos de impuestos sin tener que presentar garantía

La Xunta amplía a 30.000 euros el límite para pedir aplazamientos o fraccionamentos de impuestos sin tener que presentar garantía

  • Hasta ahora, este aval se requería para los importes superiores a 18.000 euros
  • Este cambio se aplicará a todos los impuestos y tasas que gestiona la Axencia Tributaria de Galicia, incluidos los tributos cedidos
  • El Diario Oficial de Galicia publica la orden de ampliación, que entrará en vigor mañana
  • Este cambio beneficiará a los contribuyentes gallegos, ya que tendrán más facilidades para cumplir sus deberes tributarios

 

Santiago, 18 de marzo de 2016.- La Xunta de Galicia amplía desde mañana a 30.000 euros el límite para que los contribuyentes puedan solicitar el aplazamiento o fraccionamiento de un impuesto sin tener que presentar garantía en la Axencia Tributaria de Galicia, con independencia de que se encuentre en período voluntario o en período ejecutivo de pago.

 

La Consellería de Facenda acaba de aprobar una orden que permite ampliar el límite hasta los 30.000 euros, puesto que hasta ahora la Administración venía solicitando un aval para aquellas deudas superiores a los 18.000 euros. Esta modificación beneficiará los contribuyentes gallegos porque tendrán más facilidades para cumplir con sus deberes tributarios, al tiempo que dotará de mayor agilidad la gestión de estas solicitudes. La orden aparece publicada hoy en el Diario Oficial de Galicia, y entrará mañana en vigor.

 

La concesión de aplazamentos y fraccionamientos permite a los contribuyentes afrontar el pago de sus deudas tributarias de la forma que más se acomode a su situación financiera y de tesorería, permitiendo a las familias y empresas disponer de más tiempo para satisfacer esa deuda y contar con más liquidez.

 

Este cambio afectará a todas las solicitudes de aplazamentos o fraccionamientos de pago de deudas gestionadas por la Agencia Tributaria de Galicia. Esto incluye los tributos propios, las tasas y todos los ingresos de derecho público no tributarios: multas, sanciones o reintegro de subvenciones.

 

De manera complementaria, la Administración central -a través del Ministerio de Hacienda- aprobó también esta semana un cambio de características similares para los tributos cedidos, lo que permite ampliar este límite también a los impuestos cedidos que gestiona la Comunidad Autónoma, como el de Transmisiones Patrimoniales, Actos Jurídicos Documentados o Sucesiones y Donaciones.